niño-interior_reconoe_constelaciones_familiares_vanesa_hervas_ordenes_del_amor

¿Reconoces tu niño interior?

El Niño Interior es el Yo Auténtico, la esencia que se manifiesta en cada ser humano. Llamamos Niño Interior Natural” al aspecto no herido de nuestra ser.​

El Niño Interior Natural es sinónimo de aspecto esencial. Se expresa con curiosidad, espontaneidad, vitalidad, pasión, sensibilidad, creatividad, inocencia, ternura, vulnerabilidad, deseos, necesidades y emociones genuinas. Cada ser humano tiene un Niño Interior Natural, único y singular. Su interés primario es expresar su singularidad y sus dones únicos y genuinos, su potencial para vivir y realizarse de una forma plena. Expresar y vivir lo que es, su Ser/Esencia.

¿Y entonces que pasó con mi niño interior natural?

Todos los seres humanos grabamos información desde que estamos en el vientre de nuestra madre más o menos hasta los 8 o 9 años, y esta información queda registrada en nuestro inconsciente. Es  por ello que  no nos damos cuenta que está presente en nosotros cuando aflora en la adolescencia o adultez.

Cuando somos niños, somos como esponjas que recogemos información de todo lo que vemos, escuchamos y vivimos, del ambiente que nos rodeó, de nuestros padres, hermanos, abuelos, tíos, primos, escuela, profesores, compañeros de clase, lo que vimos en televisión, en la calle…

Esta información y algunas situaciones que vivimos nos causaron  emociones como miedo, angustia, temor, inseguridad, ansiedad, enojo, soledad, dolor, etc. y las tenemos ancladas en nuestro inconsciente como heridas.

Cuando somos adultos, estas heridas  salen y las expresamos, reaccionando  de una forma desmedida, incomprensible e  inadecuada  ante cualquier expresión o comportamiento de los que nos rodean. Esta reacción o comportamiento es simplemente nuestro niño interior expresando su herida.

 

Durante la infancia el Niño Interior Natural -debido al condicionamiento limitador recibido- se desconectó de sus cualidades esenciales para protegerse del dolor emocional (miedo, vergüenza, culpa, soledad…) y adoptó falsas creencias, desarrollando un Yo Falso (Ego/personalidad). Al Ego, también se le conoce como Niño Interior Herido/Yo Herido. El Yo Herido se esfuerza continuamente por conseguir el amor y la aprobación de los demás e intentar protegerse del dolor emocional, no sentir su mal-estar interno.

De adultos, cuando vivimos controlados por nuestro aspecto Ego/Yo Herido, nos tratamos a nosotros mismos de la misma forma como nos trataron nuestros referentes afectivos primarios (padres y educadores). De forma inconsciente repetimos y continuamos la cadena de desconexión con nuestra esencia y perpetuamos el sufrimiento.

Como resultado de indagar en nuestro autoconocimiento, descubriremos el tipo de personalidad que hemos creado para sobrevivir, aprenderemos a cambiar y flexibilizar nuestras creencias limitadoras y a tratarnos con aceptación, amabilidad, valoración y respeto.

Este proceso crea un Adulto Interno Amoroso hacía nosotros mismos, nos reconecta con nuestra esencia, nuestro Yo auténtico, fortalece nuestra autoestima, paz interior, creatividad y apertura a la vida y al amor.

¿Quieres realizar una constelación familiar?. accede a través del siguiente enlace https://vanesaconstela.com/reserva-tu-servicio/

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Ir arriba

¿Quieres suscribirte a Reconoce tu niño Interior?

form-02
RECIBIRÁS NotÍcIas Y NOVEDADES DE LA WEB